El Gran Mini Convento en Otumba







A 5 km del centro de Otumba, se encuentra el ex convento de Oxtotipac, realizado en el siglo XVI por la orden de los franciscanos.

 

La peculiaridad de este lugar es que al entrar al claustro, es necesario mantenerse  agachado debido a lo pequeño de su construcción.

Sin embargo, a pesar de sus  dimensiones, cuenta con todos los elementos de este tipo de edificaciones: atrio, portada del templo y capillas.

Es una diminuta joya arquitectónica de estilo plateresco que es una fusión del estilo gótico con mudéjar y que en la Nueva España se enriqueció en manos de artesanos indígenas que le impregnaron su propia estética.

 

El convento se dedicó a San Nicolás de Bari, y como sucedió en muchas ocasiones durante la conquista espiritual,  se construyó sobre un teocalli  o templo prehispánico.

 

La sorpresa fue que en 1980, mientras se hacían obras de restauración del claustro, encontraron una pieza arqueológica relacionada con la Diosa de la Fertilidad y ahora se dice que es un lugar milagroso para las que no han podido procrear. 

Otumba se ha hecho famoso por su Feria del Burro que se realiza cada 1 de mayo.


Es muy divertido ver los concursos de burros disfrazados y la estelar carrera de burritos,  las calles llenas de puestos con comida y todos con cerveza o pulque en mano disfrutando los diferentes eventos de música.


Esta fiesta se ha ido transformando con los años y ha perdido los elementos más tradicionales para dar lugar a lo más "moderno" y comercial, ahora los habitantes se quejan y dicen que cada vez es más complicado conseguir al burro porque, aunque no lo creas, se están extinguiendo en la región.



Escribir comentario

Comentarios: 0