Delicia prehispánica ¡en peligro!

El mixiote es la cutícula de las hojas del maguey, su nombre viene del náhuatl metl: "maguey" y xiotl: "película de la penca". Se utilizó desde tiempos prehispánicos para hacer lienzos y también para cocinar.
 
En esta cutícula se ponía el guisado ya sea a base de chile, conejo o frijol se envolvía como una bolsa y se cocía al vapor. Esta técnica sigue siendo utilizada hasta nuestros días y le da el nombre al platillo que es típico de la región central de México. La carne que se usa puede ser carnero, pollo, cerdo, pescado, res o conejo. 
Pero existe un problema con este manjar. Hay que esperar 10 años para poder retirar la cutícula del maguey porque si se hace antes, el maguey muere y no se pueden aprovechar todos sus recursos. 
Ante la necesidad de vender el mixiote en los mercados locales, hay mucho saqueo ilegal en las plantaciones de magueyes aún jóvenes, ocasionando que esta especie endémica de nuestro país ahora esté en peligro de extinción. 
 
Una alternativa al uso de la cutícula del maguey es utilizar un tipo de papel a base de celulosa conocido comúnmente como “papel mixiote”. Es muy resistente cuando esta mojado, conserva los jugos de la carne durante el cocimiento, es relativamente fácil de adquirir y económico en comparación con la cutícula de maguey. Se obtienen resultados similares al cocimiento tradicional y evita la práctica ilegal del saqueo.
 
¿vas a hacer mixiote en casa?  Aquí una receta 

Escribir comentario

Comentarios: 0